Guía de Rapaces

Accipiter gentilis       

Azor

(Accipiter gentilis)

Envergadura: 96 - 127 cm. Puesta: 2-4 (entre 1 y 5 huevos) Status: Sedentario
Longitud: 48 - 61 cm. Periodo Incubación: 36 - 40 días Nº parejas: 95 p.
Peso: Macho: 650 - 750 g.
Hembra: 900 - 1.250 g.
Primer vuelo: 40 - 45 días Alimentación: Aves y mamíferos
medianos
Edad que llegan a adultos: 2 años
DESCRIPCIÓN:


Presentan un aspecto robusto, sobre todo la hembra mucho mayor que el macho. Alas anchas, cortas y redondeadas cuya longuitud alcanza a la mitad de la cola. La cola es larga y puntiaguada.

Adultos: Dorso y parte superiores de la cabeza gris oscuro, con algunas manchas blancas en la nuca. Ceja blanca muy llamativa. Por debajo presentan un aspecto blanquecino con numeroras líneas oscuras transversales. No aparece dismorfismo sexual respecto al colorido pero sí en el tamaño.

Jovenes: Cabeza y dorso de color pardo con los bordes de las plumas más claros. La ceja poco llamativa. En las partes inferiores presenta un blanco amarronado, con manchas longuitudinales oscuras.

HÁBITAT:

Utilizan zonas bosciosas sobre todo pinares de P. sylvestris, nigra y halepensis. Menos frecuente en zonas de bosques del género Quercus, aunque son utilizados también como zonas de cría. Al mismo tiempo utilizan bosques isla rodeados de zonas cultivadas.









Foto © Carlos Sanz
NIDIFICACIÓN:

Cría en árboles muy grandes sobre todo pinos, construye en nido en la horquilla principal o junto al tronco, utilizando ramas de distintos tamaños, una vez construido la base del nido este es tapizado por hojas de pino. Cada pareja suele construir varios nidos dentro de su territorio. Realiza la puesta a finales de marzo principio de abril. Las mayores densidades esta rapaz se encuentran por enciam de los 900 m. s.n.m.

DISTRIBUCIÓN:

Se distribuye por todas las zonas boscosas de la Comunidad Valenciana, utilizando sobre todo bosques maduros situados en la parte más occidental. Las zonas bajas suelen ser utilizadas por individuos invernantes o por los mismos ejemplares sedentarios qure realizan pequeños desplazamientos para la obtención de alimento.

EVOLUCIÓN:

A partir de la década de los 60 se ha visto una gran disminución del número de parejas nidificantes debido principalmente a la pérdida de hábitats adecuados (talas forestales abusivas, incendios fortestales, ect..). Creemos que como en el caso de todas las aves rapaces forestales, la pérdida contínua de lugares idóneos de cría junto a la muerte de individusos por cazadores y a jovenes expoliados por los cetreros(*) esta provocando la rarefacción de la especie en muchas localidades de la Comunidad Valenciana.

(21-01-1995)
(*) Hace unos años atras la cetrería se abastecía de individuos sustraidos de los montes. Aunque actualmente existe un mercado de indivíduos criados en cautividad, sigue habiendo desamprensivos que expolian las escasas nidadas.


© Inter Natura. infointernatura.org